Centro Kinnet

Kinesiología, Rehabilitación Física y Gimnasia Médica.

Espolones óseos u osteofitos.

Publicado el


espolon

Un espolón óseo es una pequeña excrecencia puntiagudo de hueso, causados generalmente por inflamación local, tales como la artritis degenerativa o tendinitis. Se desarrollan por lo general en áreas de inflamación. Los espolones óseos pueden o no causar síntomas. Cuando causan síntomas, los síntomas dependen de su ubicación. Los espolones óseos pueden asociarse con dolor, entumecimiento, debilidad y o irritantes a tejidos adyacentes. Su detección es por radiografía simple.

Los espolones son tratados sólo si están causando síntomas. El tratamiento inicial se dirige a disminuir la inflamación y evitar una nueva lesión cuando sea posible.

¿Qué causa los espolones óseos?

Los espolones óseos son causados generalmente por inflamación local, tales como la artritis degenerativa (artrosis) o tendinitis. Esta inflamación genera líquidos en el área sobre los cuales se estimula la formación de hueso, llevando eventualmente a una prominencia ósea o espolón. Por ejemplo, la inflamación del ligamento que rodea un disco en degeneración entre las vértebras (los bloques de construcción óseas de la columna vertebral) es una causa muy común de espolones óseos de la columna vertebral. La inflamación del tendón de Aquiles puede conducir a la formación de un espolón óseo en la parte posterior del hueso del talón (hueso calcáneo). La inflamación del tejido en la parte inferior del pie, fascitis plantar, puede conducir a un espolón óseo en el lado inferior del hueso del talón. Estos espolones óseos se refieren a veces como espolón calcáneo. Un espolón óseo es médicamente conocido como osteofitos.

Espolones del talón causan dolor de pie, sensibilidad, y algunas veces inflamación. Esto puede conducir a dificultad para caminar debido al dolor en la parte inferior del pie al soportar peso. A veces hay inflamación que acompaña a toda la planta del pié (fascitis plantar) cuando el espolón del talón se produce en la parte inferior del hueso del talón.

En la columna vertebral, los osteofitos o espolones pueden pellizcar los nervios adyacentes y causar entumecimiento, hormigueo y dolor, así como la debilidad en el área del cuerpo suministrada por el nervio afectado.
Algunos espolones óseos no causan síntomas y son detectados incidentalmente por las pruebas de rayos X que se realizan por otras razones.

REFERENCIA: Fauci, Anthony S., et al. Principios de Harrison de medicina interna. 17 ª ed. Estados Unidos: McGraw-Hill Professional, 2008

TRADUCCIÓN: César Ahumada Mundaca. Kinesiólogo de Centro Kinnet.

Noticia publicada en Sin categoría.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 + 1 =